lunes, 7 de mayo de 2007

VUELOS BARATOS O DISCRIMINACION DE PRECIOS


Considero que el secreto del éxito de las líneas de vuelo a bajo coste, no es el bajo coste de los precios de los billetes, sino que gracias a la libertad que tiene la compañía de poner precios diferentes por el mismo servicio ha sido capaz de discriminar la demanda y extraer de ella su máximo excedente.
Las compañías de bajo coste conocen cuanto está dispuesto a pagar un usuario por un billete según las circunstancias en que este se encuentre, y entonces aplican el precio máximo que se está dispuesto a pagar.
La explicación es obvia, no todos los vuelos tienen el mismo precio y no todos los billetes del mismo vuelo valen lo mismo, con ello tratan de segmentar la demanda y aplicar a los distintos grupos el precio máximo. Por ejemplo, los billetes más baratos, en general son los que te obligan a pasar la noche del viernes en destino, con ello consiguen que los ejecutivos y personas de negocios no se beneficien de las tarifas que aplican a turistas que eligen el avión por su menor coste, las compañías saben que un hombre de negocios o un ejecutivo que viaja por cuenta de la empresa no va a estar una noche más en destino por ahorrarse un dinero en el billete y eso le permite aplicar tarifas más elevadas.
En realidad lo que se está consiguiendo es acceder a un segmento de la población, que antes de que entraran en el mercado este tipo de estrategias no demandaba el servicio. Por lo tanto lo que se ha conseguido ha sido un incremento de la demanda y para satisfacer este incremento solo cabe aumentar la oferta con precios discriminados.
Si las compañías pusieran un precio medio estarían perdiendo una cuota de mercado, que sería la parte de la demanda que está por debajo de ese precio y no puede adquirir el billete, con lo que tendría que elegir otro medio de transporte. Al mismo tiempo estarían dejando escapar una parte del excedente del consumidor de aquellos consumidores que estarían dispuestos a pagar más por el billete. Por lo tanto, desde el momento en las compañías pueden segmentar la demanda y aplicar precios distintos a éstas, es claro que la manera de maximizar benéficos es discriminando precios.
Con esta política las compañías consiguen un precio medio, pero se lo garantizan con una cuota de mercado mayor, con lo que el riesgo de no llenar vuelos también disminuye. Tenemos que tener en cuenta que el excedente que se le extrae al consumidor que paga más cubre la pérdida de beneficios que producen los que adquieren el servicio por debajo de ese precio medio.

domingo, 22 de abril de 2007

EL CONTEXTO DE LA GLOBALIZACIÓN




La globalización en todas sus vertientes es un fenómeno sumamente importante, pero es en el plano económico donde su repercusión es mayor. Tenemos que ser conscientes que su expansión camina de la mano del progreso económico.
La ventaja de la globalización ya la anticipó un conocido nuestro, Adam Smith con su teoría del “principio de las ventajas comparativas”. En ella dejó patente que si las naciones se dedican a producir aquello donde su producción es más eficiente, y posteriormente exportan el excedente para conseguir unos beneficios que les permitan importar de otros países el resto de productos, todos tendrían que salir ganando.
Si analizamos la situación de los distintos países, podremos observar que los países con un índice de globalización mayor, se corresponden generalmente con los países que tienen un mayor crecimiento. Por el contrario, los países que menos posibilidad de crecimiento tienen son los que su índice de globalización es menor.
Si analizamos las características propias de la globalización, nos daremos cuenta que ésta mantiene una relación directa con el crecimiento económico; el simple hecho de eliminar las barreras al comercio posibilita que los productores amplíen su mercado, con lo que es de suponer que se generará más volumen de negocio y por ende su contribución al desarrollo será mayor. Por otro lado, también el consumidor sale beneficiado, puesto que la oferta es mayor y al proceder los productos de países donde los costes de producción son menores, el precio final también debe de ser menor.
Este intercambio de comercio entre naciones, también posibilita que los conocimientos se compartan, puesto que la interrelación existente entre dos agentes no solo se limita al intercambio físico de la mercancía, se expande a las formas de operar del exportador en todos sus campos, presentación del producto, manera de negociar la transacción, etc.
Por otra parte, el fenómeno de la globalización también posibilita que el ahorro de una nación pueda ser direccionada a otras naciones con necesidad de inversiones, lo que produciría en ésta última una mejora en sus posibilidades de desarrollo.
En fin, si la globalización tiene ventajas tan importantes y teóricamente proporciona beneficios mutuos para las naciones que intervengan, ¿por qué es un tema que tiene tantos detractores? Una cosa es clara, la globalización implica mucha competencia, y la competencia no es del agrado de ciertos sectores.
Los empresarios en un mundo globalizado se moverán hacia lugares donde los costes de producción sean menores, no nos equivoquemos, los costes de producción no quiere decir los costes laborales, estos son solo una pequeña parte de los otros. Nos venden la idea de que la deslocalización de empresas es debido a los costes laborales, pero no es cierto, la empresa emigra a lugares donde independientemente de que los costes laborales sean bajos, también exista estabilidad política, buenas infraestructuras, marco jurídico garante de la propiedad privada, baja presión fiscal; en definitiva, un cúmulo muy importante de variables donde se barajan los costes de producción y la seguridad de la empresa, variables que se pueden dar en una democracia liberal.
En un mundo globalizado es muy difícil subsistir amparado por la ideología de la subvención, un mundo globalizado tiene una competencia atroz, un mundo globalizado es un mundo para aquellos que están dispuestos a competir y por lo tanto de difícil camino para los sistemas estatalizados, inestables o dictatoriales.

viernes, 20 de abril de 2007

PUBLICIDAD CONTEXTUAL


La mecánica de funcionamiento de la publicidad contextual ofrece una posibilidad hasta ahora difícil de conseguir a bajo coste. Este tipo de publicidad direcciona el producto hacia un segmento de consumo determinado y todo ello gracias a que inserta “enlaces de publicidad” en páginas webs cuyo contenido está relacionado con el anuncio, por lo tanto, estamos ofreciendo el anuncio publicitario a un posible cliente potencial.
Todo esto se traduce en beneficios económicos para el anunciante, puesto que al ser capaces de segmentar el marcado a niveles tan importantes, se está garantizando que los receptores del anuncio son clientes en potencia, es decir, se está consiguiendo una magnífica eficacia en la campaña publicitaria.
Sin embargo, pese a que la teoría nos dice que es un sistema publicitario digno de tener en cuenta y de sacarle el máximo partido, la realidad nos indica lo contrario. Las empresas hoy por hoy, o consideran que la publicidad contextual no es tan eficaz como nos indica la teoría, o por el contrario no son capaces de sacarle a este tipo de publicidad el máximo partido.
Al hilo de esta segunda hipótesis, me hago eco de un artículo publicado en
CincoDías.com, en su edición del día 18/4/2007, Alfonso Simón bajo el titular “Mucho dinero para publicidad, pero poca presencia en Google”, deja clara la importancia que tiene para las empresas dejarse ver en Internet, un medio donde diariamente se realizan en los buscadores más de 400 millones de consultas, como indica Adesis Neflite, empresa especializada en asesoramiento de nuevas tecnologías.
También es necesario reconocer que el uso de la publicidad contextual va en aumento y no debe de quedarnos duda, que las empresas situarán a la Publicidad Contextual en el lugar que le corresponde, como cualquier nueva metodología necesita un tiempo de adaptación, tiempo que se irá reduciendo a medida que los resultados económicos la vayan avalando.

viernes, 6 de abril de 2007

ZARA


Zara es unos de los casos, en que una empresa perteneciente a uno de los sectores llamados maduros, ha sido capaz de rentabilizar la situación. Zara ha sabido aprovechar la estática que caracteriza a este tipo de sectores y plantando estrategias innovadoras ha conseguido un crecimiento muy importante.
Zara ha optado por un enfoque de diferenciación, en un sector donde estaba establecido que las empresas del sector presentaran dos colecciones anuales –verano e invierno-, ha hecho que sus colecciones sean dinámicas. Donde el diseño, la fabricación, la distribución y la venta se realizan al unísono con el cambio de gustos de los clientes.
La problemática que presenta el enfoque tradicional del sector se debe principalmente a su conocida estratégica, por un lado todas las empresas del sector operan de la misma forma: se le brinda al público dos colecciones anuales de moda, colecciones que en un principio se tornan caras para el consumidor porque se ha de pagar la calidad y el diseño; pero que si el consumidor se espera a las rebajas, que también se realizan dos veces al año, el producto se puede adquirir a precios muchos más bajos que los iniciales. Esta estrategia es conocida por el consumidor y por lo tanto sabe que si no tiene especial prisa en comprarse la ropa, la puede adquirir mucho más barata un tiempo después. También sabe el consumidor que las empresas del sector fabrican para toda la temporada, con lo que el stock es importante y generalmente no existen problemas de escasez.
Si analizamos el coste económico que supone esta estrategia podemos llegar a la conclusión, que una parte importante del excedente bruto, se lo llevan los gastos de financiación, el almacenaje, los descuentos en épocas de rebajas y el producto sobrante de cada temporada.
Zara opera con una estrategia completamente distinta a la tradicional, su éxito radica en inculcar en el cliente la sensación de la oportunidad, la sensación de la existencia de escasez en el mercado. Gracias a su estructura vertical –diseñan, fabrican, distribuyen y venden- son capaces de colocar en el mercado colecciones de ropa sucesivas en periodos de tiempo muy cortos y a precios muy competitivos, brindando al cliente diseño y calidad pero con escasez de producto. El cliente sabe que si hay algo que le gusta y no lo compra, probablemente a la semana que viene no lo pueda comprar porque ya hay colocada en el mercado otra colección.
En definitiva, se puede decir que el éxito empresarial de
Zara se debe principalmente a que ha logrado cambiar la tendencia del consumidor; no solo a nivel local, sino también a nivel global, puesto que es notoria su presencia practicamente en todo el mundo; y a la misma vez a adaptado su proceso productivo lo necesario para satisfacer la demanda de los clientes.

domingo, 1 de abril de 2007

NUEVA ECONOMÍA vs ECONOMÍA TRADICIONAL


Si analizáramos el uso que se le da a la expresión “Nueva Economía”, nos daríamos cuenta que su uso es demasiado ambiguo y con una importante falta de exactitud en su contenido.
Sí que es cierto que cuando utilizamos el término de “Nueva Economía” para referirnos al resultado económico, explicado por la introducción de los importantes avances tecnológicos relacionados con Internet y las Nuevas Tecnologías, se está haciendo un uso bastante aplicado del término.
Por el contrario, cuando se utiliza para definir un cambio sustancial en la concepción de la economía en su sentido más amplio, la utilización del término estaría fuera de lugar.
No se puede poner en duda que Internet ha propiciado un incremento muy importante en la productividad de las empresas, que ha posibilitado una globalización de los mercados, con la consiguiente ventaja comparativa que eso supone, pero de ahí, a pensar que las empresas “punto.com” son las legitimadas para acuñar el término de “Nueva Economía” hay un abismo.
Donde realmente se está produciendo un cambio sin precedentes es en la empresa tradicional, en la empresa que está introduciendo las nuevas tecnologías y trata de maximizar este nuevo potencial. Este tipo de empresas es la responsable de explicar las tasas de crecimiento de EEUU en la última década, este tipo de empresas está posibilitando que la teoría de los ciclos económicos se vaya quedando en eso, una teoría que cada vez se ajusta menos a la realidad.
En definitiva la empresa tradicional adaptada, es la responsable de lo que se entiende como “Nueva Economía”, no son las empresas “
punto.com”. Como he comentado anteriormente la economía en su sentido más amplio no ha cambiado tanto. Las empresas se siguen valorando igual, por los ingresos que son capaces de generar, de ahí vino el fracaso de las “punto.com”. No es lógico valorar una empresa por el número de visitantes que tiene su web o por el número de usuarios, lo lógico es valorarla por los beneficios que puede generar. Si tuviéramos que aplicar esa filosofía para valorar una empresa, entonces para valorar un hipermercado se valoraría por el número de personas que entran, sin tener en cuenta a los que compran, y eso, no es así.
Por lo tanto, la “Nueva Economía” ha sido utilizada por la “Economía Tradicional”, y la ha convertido en una simple herramienta, que no transforma la teoría económica, pero sí ha transformado la economía.

jueves, 29 de marzo de 2007

TECNOLOGÍA vs TECNOLOGÍA


Lo que hasta ahora parecía una de las estructuras más democráticas del planeta comienza a mostrar sus debilidades.
La red no deja de sorprendernos, por un lado nos permite que depositemos en ella de manera libre cualquier opinión, lo que nos puede hacer pensar que las conclusiones que podamos sacar de las opiniones depositadas, serán conclusiones fundamentadas en la objetividad. Pero por otro lado, nadie nos garantiza que las opiniones depositadas no estén manipuladas, o que constituyan un plan estratégico para direccionar la opinión de quienes pretenden usar esos datos.
¿Quién nos garantiza que cuando se dan opiniones en la red se hace de manera libre y objetiva?. Nadie nos lo puede garantizar, para garantizarlo habría que identificar a todos los usuarios intervinientes mediante firmas digitales, con lo cual dejaríamos de ser anónimos. Si no nos identificamos, podemos opinar varias veces, podemos opinar manipulados o lo que es peor no opinamos, porque la encargada de opinar es una máquina con un sofisticado programa que va a elaborar una serie de opiniones que traerán como consecuencia conclusiones dirigidas.
Me hago eco de una noticia publicada en
El País que hace referencia a los portales de noticias organizados por los usuarios, como Digg, Menéame o Fresquí. La noticia en cuestión, “La polémica de la nueva ‘democracia’ en Internet”, refleja las críticas que están teniendo los sitios de noticias organizados por usuarios anónimos.
Estos portales, para explicarlo de una manera simplificada, funcionan colocando por orden de importancia las noticias que “usuarios anónimos” suben al portal y consiguen un elevado número de votos y comentarios. Pero la tecnología permite crear robots, que generan infinidad de cuentas de usuarios para votar una determinada noticia y subirla de posición.
Por lo tanto, lo que a primera vista parecería como que una notica determinada es centro de atención de un gran número de usuarios de internet, puede ser solo una noticia que alguien interesado en que lo parezca, la ha colocado ahí.
Este falseamiento de la realidad podría extenderse a prácticamente todo lo expuesto en internet, no deja de ser una realidad virtual y por lo tanto candidata a la manipulación. Para terminar este post dejaría una cuestión en el aire, ¿Quién puede garantizar que los blogs mejor posicionados, no son fruto de la misma estrategia?. No debemos olvidar que la tecnología se combate con tecnología.

domingo, 11 de marzo de 2007

CONOCIMIENTO COMPARTIDO Y EXITO EMPRESARIAL





Estoy plenamente de acuerdo con la idea de que “el conocimiento que se comparte crece”, pero en lo que no estoy tan de acuerdo, enfocándolo bajo una visión empresarial, es que eso sea la decisión más acertada para la empresa.
Los empresarios más grandes han surgido de ideas novedosas, que puestas en una sociedad de mercado les ha facilitado el posicionarse en una situación de liderazgo empresarial. ¿Qué hubiera sido de estos empresarios si hubieran puesto su idea en el mercado antes de asegurarse una posición privilegiada?. Mi respuesta es clara, el empresario mas emprendedor que hubiera recogido la idea y/o el empresario que en el momento dispusiera de mejores recursos en el momento para desarrollarla sería el beneficiario de ésta.
En definitiva, lo que quiero resaltar es que tanto la idea original de un proyecto, como las cualidades del empresario que la recoge -sea el responsable de la idea o simplemente un receptor de ésta-, o los recursos que dispone el agente que quiere implantarla, son unas de las muchas variables que son causa del éxito empresarial.
Por lo tanto, ¿por qué un empresa va a ceder a sus competidores uno de sus más valiosos, por no decir el más valioso input?. El empresario pondrá su idea a “tensionarse en el mercado”, una vez se haya asegurado que las consecuencias de esta revertirán en su beneficio, no antes.
Para avalar este razonamiento, voy a tomar como ejemplo un caso en el que se da por hecho, que el conocimiento se ha compartido y esto ha sido la consecuencia del éxito. Voy a ceñirme únicamente a tratar de explicar la trayectoria empresarial de
Ferran Adrià.
Aunque parezca paradójico, la cocina, es decir la elaboración de los distintos platos culinarios, es simplemente una de las herramientas de que dispone el EMPRESARIO EN RESTAURACIÓN para llevar a éxito el proyecto de su empresa, una herramienta que conjuntada con un buen servicio de comedor, una buena bodega, una buena ubicación física del restaurante, una selección de buenos proveedores, etc, propicia el éxito de la empresa.
Ferran Adrià cuando comparte sus conocimientos en la elaboración de recetas, no está compartiendo una idea empresarial, simplemente está compartiendo una de las herramientas que necesita para llevar a su empresa al éxito.
Para justificar la idea de que el conocimiento que se comparte crece, dentro del contexto de la empresa de Ferran Adriá, tendríamos que estar hablando compartir la idea de entrar a formar parte de una empresa de restauración
“EL Bulli” , que ya antes de la llegada a esta de Ferran Adriá era reconocida por su prestigio, de hecho era el único restaurante español que ostentaba dos estrellas Michelin.
Tal y como reconoce Ferran Adriá, -“Este fue el “primer acto” de los cinco que configuran mi carrera en El Bulli, cinco momentos importantes que puedo resumir así: el stage de 1983, la entrada en plantilla a finales de marzo de 1984, el ascenso a jefe de cocina junto a Christian Lutaud en octubre de 1984, mi responsabilidad en solitario como chef en marzo de 1987 y la constitución de la sociedad junto a Juli en 1990. Lo más curioso del caso es que toda esta trayectoria se rige más que nada por la casualidad, salvo el último de estos momentos, que fue el único buscado y consciente. Todo lo demás sucedió como lo estoy contando, es cierto, pero pudo pasar perfectamente de otra manera. Lo único que puedo asegurar es que El Bulli cambió mi vida y me ha hecho lo que soy. Sólo restaría dar las gracias a todas las personas que pusieron su grano de arena para convertir El Bulli es algo más que un restaurante, es una manera de entender la vida.”-, busca la asociación con Juli Soler, director y Jefe de Sala en el momento, para buscar el éxito de una empresa.
Como conclusión diré que es posible que Ferran Adriá se haya consagrado como el mejor cocinero del mundo gracias a compartir sus conocimientos con otros colegas y que él, ha sabido sacarle a esa técnica de adquirir conocimientos su máximo partido. Pero lo que si me atrevo a dudar es que la teoría de “el conocimiento que se comparte crece” sea clave para el éxito de su empresa.